miércoles, 28 de noviembre de 2018

Recomendaciones a la hora de escoger un seguro médico

Estetoscopio seguro médico
Los seguros médicos, también conocidos como seguros de salud o seguros de asistencia sanitaria, son seguros en los que la compañía aseguradora se compromete a asumir la prestación de servicios sanitarios a sus asegurados. La gente los suele contratar para asegurarse una mayor rapidez en la atención. Es muy corriente que cuando alguien decide contratar un seguro de salud o asistencia sanitaria, las aseguradoras soliciten a dicha persona que se realice un chequeo médico para certificar su estado de salud, de esta manera pueden determinar si es conveniente o no subscribir un contrato de seguro con el futuro asegurado.

En con buena salud hemos escrito este artículo con el objetivo de daros una serie de recomendaciones y consejos a la hora de escoger un seguro médico.

Recomendaciones al escoger seguro médico

Estas son nuestras recomendaciones y consejos a la hora de valorar que seguro médico contratar una vez que hemos decidido la conveniencia de utilizar los servicios de un seguro de salud:
  • Analizar el cuadro médico. Uno de los aspectos principales a valorar dentro de un seguro de salud es que cuente con un cuadro médico de calidad con médicos en toda España. El cuadro médico de un seguro debe incluir entre 15.000 y 25.000 profesionales de la salud.
  • Hospitales y clínicas concertadas. También hay que valorar los hospitales y clínicas a los que podremos acudir en caso de enfermedad. Cuanto mayor sea el número, más posibilidades de elección tendremos y mejor será para nosotros.
  • Coste de los recibos. Normalmente los seguros de salud se abonan por mensualidades, no obstante existen aseguradoras que ofrecen descuentos cuando el seguro se paga anualmente. El precio de los seguros médicos varía bastante en función de la edad del paciente y de su lugar de residencia. El precio es un aspecto fundamental a la hora de valorar el ratio calidad-precio del seguro.
  • Aceptar o no aceptar copagos. Algunas compañías de seguros ofrecen seguros de salud que parecen muy económicos pero que incluyen copagos, consistentes en el cobro de pequeñas cantidades de dinero cuando se utiliza un servicio médico determinado, ya sea la visita a un médico especialista, la realización de una prueba médica o la recepción de un tratamiento de salud. Aunque las cuotas de los seguros con copago suelen ser más económicas, a la larga los copagos pueden encarecerlo y hacerlo poco interesante.
  • Periodos de carencia. Al contratar un seguro médico puede existir un periodo inicial durante el que no tendremos derecho a beneficiarnos de muchas de las coberturas ofrecidas por el mismo, ese periodo es lo que se denomina periodo de carencia. Durante este periodo se suelen excluir de la cobertura embarazos o patologías graves. Cuanto más corto sea el periodo de carencia mejor.
  • Coberturas del seguro médico. Todos los seguros médicos incluyen letra pequeña en sus contratos, letra pequeña en la que se mencionan y detallan los servicios y tratamientos que quedan excluidos de la cobertura. Debemos leer con sumo cuidado esta letra pequeña para que evitar sorpresas desagradables, descubriendo a posteriori que determinados tratamientos no están cubiertos y que si queremos recibirlos deberemos hacer frente a su coste con nuestro propio dinero.

Por último, desde con buena salud sólo nos queda aconsejaros que echéis un vistazo al seguro médico de Néctar. Esta compañía aseguradora ofrece seguros médicos a muy buen precio, sólo tenéis que echar un vistazo en su página web para confirmarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario