martes, 3 de abril de 2018

Prevención y remedios contra las quemaduras solares.

En unos meses entraremos de lleno en el verano; una vez más, llegan las tan deseadas vacaciones de verano, momento en el que miles de familias aprovechan sus días de descanso para pasar unos días de placer en la playa.

Prevenir quemaduras en verano

Es en verano cuando tenemos que tener especial cuidado de nuestra piel, ya que en esta época del año es cuando más sufre debido principalmente a la fuerza con la que los rallos del sol inciden sobre la tierra. El exceso de exposición al sol sin la protección necesaria puede provocar quemaduras en nuestra piel de primer y segundo grado, y en casos excepcionales incluso más graves.

La mejor manera de protegernos contra las quemaduras solares es utilizando las cremas con FPS (Factor de Protección Solar), capaces de prevenir e incluso evitar este tipo de quemaduras que son además muy dolorosas, y pueden desembocar en enfermedades de la piel mucho más graves.

Las personas con piel clara son mucho más propensas a sufrir este tipo de quemaduras solares; una persona de piel clara puede sufrirlas tan sólo estando 15 minutos bajo el sol a medio día sin protección solar, mientras que las personas de color o piel oscura pueden aguantar durante horas. En cualquier caso, una buena protección es la mejor prevención.

Cremas con FPS (Factor de Protección Solar)


Este tipo de cremas contienen sustancias que actúan como filtros solares con el objetivo de reducir la cantidad de rayos que llegan a nuestra piel, lo que evita que nuestra piel sufra quemaduras si se usan adecuadamente. Este tipo de cremas tienen un número o FPS (Factor de Protección Solar), que indica el número de veces que podemos estar expuestos al sol antes de sufrir los primeros síntomas de quemadura solar (enrojecimiento), que si no hubiésemos utilizado ninguna crema de protección solar. Es decir: si nuestra piel comienza a ponerse roja el primer día que tomamos el sol transcurridos 10 minutos, con una crema de factor de protección 5, comenzará a ponerse roja transcurridos 50 minutos.

Cómo utilizar las cremas solares.


Para poder sacar provecho de las ventajas y beneficios de las cremas de protección solar, es necesario seguir unos sencillos pasos que harán que su eficacia sea la correcta; para conseguir el máximo efecto es necesario tener en cuenta:
  • Elegir el factor apropiado al color de nuestra piel.
  • Aplicar al menos 30 minutos antes de exponernos al sol.
  • Extender siempre sobre la piel seca y no dejar ninguna zona sin aplicar.
  • Nunca pulverizar la piel con agua mientras se toma el sol.
  • Utilizar la crema incluso cuando esté nublado.
  • Evitar permanecer al sol entre las 11 y las 15 horas, horario de máxima radiación.
  • En niños, siempre la máxima protección: su piel aún no está preparada.

¿Y si es demasiado tarde?


En el caso de que sea demasiado tarde y nuestra piel haya sido agredida por el sol, existen en el mercado cremas y pomadas especificas para curar este tipo de quemaduras que nos ayudarán tanto a curarlas, como a aliviar los síntomas por lo general bastante dolorosos. De entre los remedios existentes, la crema para quemaduras más conocida y utilizada es el Bephantol, crema muy eficaz para quemaduras leves y pieles agredidas, con base acuosa y un alto contenido en dexpantenol que ofrece a nuestra piel una alta capacidad regeneradora.

La gran ventaja de esta crema es que no contiene perfume, parabenos ni antisépticos, lo que hace que tenga una excelente tolerancia siendo la sensación que recibimos tras su aplicación muy agradable, y la impresión de recuperación casi inmediata.

Esta pomada regenerativa conocida entre los mejores remedios para las quemaduras esta indicada en los siguientes casos:
  • Pequeñas quemaduras tanto solares como domésticas.
  • Rozaduras e irritaciones de la piel de causa externa.
  • Pieles dañadas por el frio o sustancias irritantes.
  • Escoceduras producidas por humedad y roces.

Su composición libre de alcoholes y perfumes, hace que se pueda aplicar tantas veces como se quiera, recibiendo alivio inmediato en las zonas dañadas de nuestra piel; un poco de pomada extendida sobre la piel limpia y seca será suficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario