viernes, 9 de febrero de 2018

Sobre Actimel y el aumento de nuestras defensas

El producto Actimel es un ejemplo muy claro de cómo es posible crear una necesidad que en realidad no es necesaria, dándose por ciertas afirmaciones que en realidad no lo son.

Actimel no aumenta nuestras defensas

Basta con montar una campaña publicitaria bien diseñada, con un buen eslogan repetido hasta la saciedad, y recabar algún testimonio de personas influyentes, para que los consumidores nos convenzamos de que un producto es bueno para nuestra salud, cuando la realidad es que no existe ningún argumento científico que lo avale.

¿Qué es el Actimel?


Si nos centramos en el famoso Actimel, este producto no es más que una leche fermentada que contiene lactobacillus casei inmunitas y que es exclusivo de la marca Danone.

¿Qué nos dice la publicidad sobre Actimel?


Según las campañas publicitarias que se han realizado sobre el producto, el Actimel consumido a diario ayuda a reforzar nuestras defensas. Lo cierto es que no hay ningún estudio científico que prueba esa afirmación.

De hecho, la European Food Safety Authority (EFSA - Autoridad Europea en Seguridad Alimentaria) no ha autorizado su utilización publicitaria, ya que como hemos indicado anteriormente todavía no se ha comprobado su eficacia real.

Lo único que puede utilizar Danone en sus campañas publicitarias o en el etiquetado de los envases del Actimel, son menciones generales sobre la inclusión de minerales y vitaminas. Por eso, si os dais cuenta, la publicidad del producto ha cambiado de manera sutil. Ahora la sustancia que ayuda a que nuestro sistema inmunitario funcione mejor es la vitamina B6, empleándose frases más genéricas como “reduce la sensación de cansancio” o “uno se siente más vital”.

¿Es Actimel un probiótico?


A pesar de todo lo dicho, Actimel sigue siendo un probiótico, pero no deja de ser similar a cualquier yogur del mercado, aunque mucho más caro. Y, desde la perspectiva de la nutrición, se necesitan tres botes de Actimel para alimentar tanto como un vaso de leche… no hay color pues.

Para terminar, solo emplazaros a que si vosotros o vuestros hijos son consumidores de Actimel, utilicéis los comentarios para contar vuestra experiencia con este producto probiótico. ¿Realmente vuestros hijos caen con menos frecuencia enfermos? ¿Os sentís mejor y más saludables después de consumir Actimel durante una semana? ¿Es verdad que da energía y os hace sentir más vitales y con ganas de comeros el mundo? Lo cierto es que la EFSA señala que no hay nada detrás de esas afirmaciones que lo garantice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario