viernes, 1 de diciembre de 2017

Nuevas tecnologías alimentarias, un auténtico placer para el paladar

Jamón Ibérico de Cebo
La industria de transformación de los alimentos tiene el objetivo principal de conseguir que dichos alimentos se mantengan frescos más tiempo, conservando simultáneamente sus propiedades nutricionales e incluso mejorando su sabor. Las nuevas tecnologías alimentarias trabajan sin descanso en conseguir este objetivo y, en los últimos años, los avances han sido considerables.

Con este artículo, desde con buena salud pretendemos informar a nuestros lectores acerca de algunas de las nuevas tecnologías existentes en el procesado de alimentos, destacando su contribución a la hora de conseguir satisfacer a los paladares más exigentes.

Lo primero que queremos destacar, es que algunos de los principales beneficiados de estas nuevas tecnologías alimentarias son los productos gourmet: vinos, quesos, jamones y dulces. Algunas de las nuevas tecnologías alimentarias de las que estamos hablando son:

Extrusión

.

Algunos productos alimenticios como cereales, aperitivos y dulces son procesados utilizando la tecnología de la extrusión, consistente en prensar los alimentos para luego pasarlos por un orificio y conseguir diferentes formas y texturas a partir del mismo alimento inicial. Lo original de este método es que se han conseguido alimentos con formas y texturas que antes no eran conocidos en la industria alimenticia.

Una de las ventajas de la extrusión es que, a través de la misma, es posible controlar los niveles de agua que contienen los alimentos, siendo ésta, en la mayoría de los casos, la responsable de que se desarrollen microbios y se pudran los alimentos. Por lo tanto, la extrusión es una tecnología muy adecuada para que los alimentos se conserven más tiempo.

Nanotecnología y biosensores


La nanotecnología también ha llegado a la industria de la alimentación. Mediante su empleo se ha conseguido dotar a determinados alimentos, como jamones y quesos, de un mejor sabor y una mayor estabilidad. La nanotecnología también se utiliza para mejorar la calidad de los envases aumentando la duración de los alimentos.

Los biosensores están permitiendo, por ejemplo, mejorar la calidad de los vinos, al permitir mostrar como va variando su composición a medida que el vino va transformándose, evitando también la aparición de determinadas impurezas.

Obtención de súper cítricos


Una de las últimas tecnologías aplicadas a la alimentación es la obtención de líquidos súper cítricos mediante la aplicación de altas presiones y posterior descomprensión, así como el empleo de otras tecnologías como ultrasonidos. Con el empleo de súper cítricos ha sido posible extraer el colesterol de determinados alimentos.

Tecnología de las barreras


La tecnología de barreras, también conocida como tecnología de obstáculos, se trata de una tecnología alimentaria que mejora la calidad, la seguridad y la pureza de los alimentos, a través de una combinación apropiada de obstáculos que garantizan la estabilidad microbiana, además de conservar sus propiedades nutritivas y alimentarias.

Estos obstáculos consiguen, en un producto estable, retrasar todos los procesos de fermentación, oxidación y deterioro de los alimentos, todo ello a través del control de factores como la temperatura, los niveles de agua, o el pH.

Desde luego, en con buena salud opinamos que todos estos temas son de una gran importancia, ya que están marcando las pautas que está siguiendo la industria alimenticia y, por ende, van a influir notablemente en nuestra futura tendencia nutricional, siendo la nutrición uno de los factores fundamentales que influyen en nuestra salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario